maratón · maternidad · Retos · Running

Mamá, logística y Maratón

Antes de narrar la maratón quiero compartir la logística que supongo todas tenemos para seguir llevando la casa no sé si en orden, pero andando, y hacer todas las demás cosas que, queramos o no, tenemos que hacer.   La maratón coincide con las fechas finales de ensayo para la presentación final de ballet  de Valentina. Justo dos días antes, el viernes, me avisa la nana que le hace falta una zapatilla de ballet.  Cuando la busqué nos fijamos en las cajas y nada, bueno ni modo a comprar zapatillas nuevas justo la última semana de TODO el año. Eso era un agregado más a mi lista del sábado.    Además, el hijo de Mireya está de cumpleaños el día antes de la maratón, así que no estaría así que misión abuelas, la verdad sin ellas no sé que haría. También vino mi otra nana para que pudiésemos ir a celebrar el reto cumplido,  generalmente quedo con adrenalina, que creo que aún hoy dos días después de esos 42K estoy high, estoy despierta desde las 4 a.m. y aquí todos duermen!   Me preguntaron que cómo tengo energía para tanto jaja la verdad es que me pasa siempre después de una carrera, no duermo de día, la noche está para dormir, descansé, pero esta vez dije VAMOS!!!!

Entonces como ya sabía que la ruta pasaba por aquí por la casa coordinamos para que mi mamá bajara con los niños y/o nos vieran desde arriba, Meir, mi primo que no falla madrugó y vino a acompañar a mi mamá para que bajaran todos a vernos pasar.IMG-20171126-WA0016.jpg  Yo había hecho los cálculos con la primera ruta que estuvo publicada en la página de la maratón y tuve un pequeño desfase con el tiempo, pasamos de ida antes de lo esperado bien temprano, que Kristelle tuvo un rush (también para el cuento de la maratón)  y ahora el tramo era más largo en Costa del Este así que volvimos más tarde y ahí estaban mi mamá y Meir, que emoción, ya era como el segundo atentado de llanto, pero iba enfocada, los niños con Alicia nos saludaron desde el apartamento asueñados no quisieron bajar jaja y seguimos ya por los últimos 5 kilómetros.

Para agregar, la cereza del cake ha sido el polvo en el apartamento por unas mejoras que creo ya ha quedando en el pasado, pero es ese polvo que te cala hasta el más mínimo rincón, así que el sábado estuve justo en el plan ideal pre maratón JA JA limpiando polvo.   Cuando finalmente salgo con Valentina a comprar sus cosas de ballet y a punto de pagar, me escribe Jose que se me quedó el wallet, GRANDES ESPACIOS ABIERTOS CONTEO DEL 1 AL 100 ni modo, vamos pa’tras. Dejé a Valentina con Jose y regresé a pagar jajajaj y me subo al carro y no pasé el boleto por la máquina jaaaaaaaaa de vuelta a la máquina, menos mal seguía estacionada, me pasa eso en el portón y ME DA. Entonces bueno aquí entra el exteriorizar un poco todos estas sensaciones, respirar y seguir, así que me fui a comprar los geles que nos faltaban, me senté a comerme un snack mientras esperaba un bowl panameño y dejé fluir el día.img-20171125-wa00431.jpg

Almorzamos a mil para que Valentina llegara a su ensayo (mientras el señor seguía con el arreglo en la casa) y durante el ensayo finalmente fuimos a buscar nuestros números de carrera. Aquí confirmamos la ruta, no fuimos al Biomuseo, hicimos el malecón entero de Costa del Este tal cual.

Buscamos a Valentina y nos quedamos ya un rato en casa, después fuimos por mi mamá que vino de Santiago. Cenamos pasta y cuando se dormía Martín?  La verdad es que estos 5 años de retos nuevos, en cada carrera la noche anterior generalmente viene con una sorpresa, así que ese descanso ni lo cuento, creo que pude acostarme pasadas las 10, Jose más tarde, y bueno alarma lista a las 2:00 a.m.

20171126_032317.jpg

Foto: 3:23 a.m. saliendo para la Maratón.

Comimos lo de siempre, pan con mermelada y mantequilla de maní.  Le avisé a mi mamá y nos fuimos en un uber.

 

 

 

Lección aprendida, verifique la lista de chequeo:  Mi primo Meir nos trajo de vuelta a todos, Jose y yo y mis amigas.  Me hizo falta mi proteína al final de la carrera, estuve un poco ida, Telly y Angie me dieron unos recuperadores líquidos que me ayudaron ya para la última caminata al carro.  Generalmente la tengo lista, en los fondos no tuve ningún veri veri así que realmente es algo que sé no repetiré, pude dejarla lista y que Meir la llevara, pero entre tanta logística, esa se me escapó.
Y aunque tampoco tuve la piscina de hielo lista como tanto había planeado, encontré una tina con restos de hielo al final de la carrera y me metí dentro del pantalón en la rodilla bloques de hielo de inmediato.  después de un buen baño me volví a poner hielo en la rodilla izquierda que me dolió semanas antes y también en los últimos kilómetros.  Gracias al gran hielo sanador, mi rodilla está intacta.

Como ven no es solo ir y correr, además de la ropa y zapatos que usaremos, que comemos antes y durante la carrera, como irte a la carrera, todo el apoyo de familiares y amigos sin duda es vital, cada kilómetro recorrerlos tranquila de que todo está alineado para ir y disfrutar la carrera. Esta medalla es gracias a ustedes.

 GRACIAS A TODOS!!!

20171127_162519.jpg

* Narración de la maratón en el siguiente post!

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s